Oceanica

Música, Cine, Libros, TV...

Dom 16 Nov, 2008

Dom 16 Nov, 2008 GMT

DEPENDENCIA AFECTIVA: Epidemia del siglo XXI

Imagen

Copiado y pegado de: http://www.ciao.es/Por_la_letra_D__Opinion_1291979

Opinión sobre el libro "Dependencia emocional", de Walter Risso

Quisiera escribir sobre la dependencia afectiva,que aunque no lo parezca es una verdadera epidemia del siglo XXI.

Muchas personas viven atrapadas en relaciones afectivas enfermizas de las cuales no pueden,o no quieren,escapar.

El miedo de perder la fuente de seguridad o el bienestar las mantiene atadas a una especie de tortura pseudoamorosa,de consecuencias fatales para su salud mental y física.

Con el tiempo esa enfermedad se convierte en una costumbre.Es como si todo el sistema psicológico se durmiera y empezase a trabajar al servicio de la adicción,aumentándola y evitando encararla por todos los medios posibles.

De una forma lenta y silenciosa,el amor pasa a ser una utopía cotidiana,un anhelo inalcanzable . Y aunque no se sienta querido,se le maltrate y se le humille constantemente obligándolo a suplicar amor,la persona aferrada a una relación disfuncional se niega a la posibilidad de un amor libre y saludable,se estanca,se paraliza y se entrega a la mala suerte.

Y no importa el vínculo que haya, si en serio queremos liberarnos de esta relación que no nos deja ser felices,lo podemos hacer.No es imposible.La casuística psicológica está llena de individuos que consiguieron escapar y pasar al otro lado.

Se tiene que empezar cambiando las viejas costumbres adictivas y limpiando la manera de procesar la información.Si aprendemos a ser realistas en el amor,si nos autorespetamos y desarrollamos el autocontrol,habremos empezado a gestar nuestra propia revolución afectiva.

¿Y qué es el realismo afectivo?

Pues quiere decir ver la relación de pareja tal cómo es,sin distorsiones ni autoengaños.Es una percepción directa y objetiva del tipo de intercambio que mantengo con la persona que se supone que quiero.Una autoobservación franca,asertiva y un poco cruda,pero necesaria para sanear el vínculo o romperlo si hace falta. Analizar de una manera sincera y abierta el hecho de dar y de recibir en el amor,es el requisito primordial para allanar el camino hacia una relación complaciente desde un punto de vista afectivo y psicológico.Aunque las personas que padecen esta dependencia esquivan constantemente los hechos .

En la adicción amorosa el autoengaño puede adoptar cualquier forma.
Con tal de retener a la persona que decimos que amamos,nos desviamos,negamos,justificamos,olvidamos,idealizamos,minimizamos, exageramos,decimos mentiras,y creamos falsas ilusiones
. Hacemos cualquier cosa por alimentar la imagen romántica de nuestro sueño amoroso .No interesa que toda la evidencia disponible esté en contra,da igual la cantidad de datos e informes contradictorios que la gente de nuestro entorno nos aporte,la fuente del lazo es intocable y el amor aparente,inamovible.



Es duro aceptar que no nos quieren con tantas ganas como nos gustaría . Cuando la persona que amamos nos quiere a medias,con limitaciones y dudas,la sensación que queda es más de agradecimiento que de alegría,como si nos estuvieran haciendo un favor.

Imagen

Una buena relación no permite objeciones afectivas. Cuando el sentimiento vale la pena es tangible,incuestionable y casi axiomático.No pasa desapercibido,no pide terapias especializadas ni reflexiones profundas.Destaca y se nota.

Imagen

Cuando hay dudas,el afecto está enfermo.Protegerlo implica correr el riesgo que se acabe; dejarlo tal como está es contribuir a que el virus se escampe.La persona adicta siempre prefiere la segunda opción.
A veces pensamos que nos quieren pero que no saben expresarlo.
Este pensamiento se basa en una idea irracional del todo.

Cuando una persona está enamorada lo sabe,lo siente,lo vive en cada latido de su corazón,porque el organismo se encarga de avisarla.El amor llega como un huracán que lo arrasa todo a su paso.Los síntomas son evidentes,tanto a nivel fisiológico como psicológico.
Si alguien no percibe que el amor lo está atravesando,podríamos pensar que tiene algún daño neurológico,o quizás una esquizofrenia catatónica,un autismo muy avanzado o alguna clase de mongolismo enmascarado.El amor nunca es ignorante.Si alguien duda si ama o no ama....NO AMA.

Nadie dice que no haya estilos personales de querer,pero algunos son francamente sospechosos.Por ejemplo,si la forma de querer de mi pareja incluyera apatía,indiferencia,egoismo,agresión e infidelidad,no sería interesante acoplarme a ese estilo afectivo..
Una mente adicta utiliza infinidad de subterfugios y engaños para intentar salvar el amor perdido,da lo mismo que sea inconveniente o perjudicial,la adicción afectiva no mide las consecuencias.Es ciega por naturaleza .



Si os hayáis en una relación enfermiza y tenéis miedo de dejarla o bien habéis perdido a la persona que amabáis y sois incapaces de aceptarlo,todos usaréis el autoengaño por necesidad.
El principio del realismo no pide nada,porque no hay nada que aprender,sino por olvidar.Sólo tienes que intentar quedarte quieto y mirar la realidad afectiva en la que estamos inmersos..Si logramos ver las cosas tal y cómo son realmente.dejando a un lado la parcialidad y las mentiras,los sistemas irracionales empezarán a flaquear.

Aunque nos haga daño el alma,y el organismo nos entre en una crisis de abstinencia,no queda otro camino para superarlo.
La liberación afectiva y el romper con los viejos patrones,no toleran anestesia porque las grandes revoluciones siempre exigen una atención despierta.
Mientras que el amor universal no pide nada a cambio,el amor interpersonal necesita correspondencia y para que una relación sea gratificante tiene que haber reciprocidad,un intercambio equilibrado. El amor recíproco no debe ser privilegio de una de las partes,sino de las dos por igual.

El arte de querer sin ataduras es el resultado de una estraña mezcla de capacidades difíciles de lograr.No sólo por la complejidad que implica la experiencia afectiva,sino por la resistencia que ha desarrollado nuestra cultura con respecto a este tema.
La mayoría de requisitos necesarios para amar sin adicciones no suelen ser bien vistos por la sociedad tradicional.

(...)

Sed felices...y amad sin depender de nadie..

Imagen



En: No Categorizado
Permaenlace: DEPENDENCIA AFECTIVA: Epidemia del siglo XXI
Comentarios: 4
Leído 12339 veces.



Página 1 de 1. Total : 1 Artículos.